¡Zuckerberg nos destruirá a todos!

¡Hola gentes!

Desde la vez que vi el filme “Kingsman: el servicio secreto” (hace unos meses) me propuse venir a escribir las coincidencias de la película con nuestra actual situación “tecnológica”, pero por asuntos del cole (la dichosa tesis, ahora ya terminada y entregada.. vuelvo a ser nini) hasta ahora vengo escupiendo esto. Como sea, pero, en el cine o en la TV muchas veces hemos visto situaciones extrañamente muy parecidas a nuestra vida “normal”. Así que cuando miré en la pantalla al Sr. Samuel L. Jackson como Richmond Valentin, la primera persona en la que pensé en ese momento fue Mark Zuckerberg.

Comencemos con una de las redes sociales más usadas a nivel mundial: Facebook registra para octubre del año pasado un número de 1350 millones de usuarios registrados a nivel mundial. ¡Ojo! Se habla de usuarios registrados, lo que significa que no necesariamente se encuentren activos. Por ejemplo, para eliminar completamente una cuenta de Facebook, se tiene que escribir como una carta de exposición de motivos para eliminarla completamente. No es raro que el modo de desactivación esté completamente disponible y se logre acceder nuevamente a la cuenta. De igual manera, la plataforma de Zuckerberg hace unos años mostró una iniciativa conmovedora en cuanto a mantener cuentas de personas fallecidas, la cual se basaba en seguir manteniendo la cuenta activa para que familiares y amigos siguieran en una especia de “contacto”

Lo números importan y mucho, sigamos con la lógica del mercado, la mayor parte de Internet se basa en eso y por eso nada es gratis. Nuestros datos son información y valen muchísimo. Estas métricas demuestran qué tan buena aceptación y validación tiene una marca por parte de los usuarios o consumidores, así que cuando hablamos del caralibro y sus múltiples usuarios, aunado al hecho de que desde hace tiempo cotiza en la bolsa, no suena raro pensar que entre más números muestre, más gente (inversionistas y harta gente que juega en la bolsita) creerá en la potencialidad de la red social para una plataforma masiva de ventas.

 Por su parte, Internet es un bonito y salvaje mundo de posibilidades, de encuentros, de sitios para compartir, crear, procrastinar, descubrir y también cosas de banca en linea, compras, ventas… etc. Pero en los últimos años pareciera que la red de caras es la que se coloca como un medio de compra-venta, encuentros, grupos, foros, noticias. Pareciera como si ahora hablar de Facebook fuera sinónimo para hablar de toda la Internet y no existe peor error que ese. Ahora bien, Mark ha estado “trabajando” junto con (MediaTek, Qualcomm, Nokia, Opera Software, Ericsson y Samsung) en la creación, difusión, promoción y aplicación de Internet.org, la cual propone acceso a Internet (?!) en países en vías de desarrollo. Pero, ¿en realidad piensa que el mundo logre entrar a Internet o simplemente anda en busca de un mayor número de usuarios para el prestigio y el aumento de valor de su marca? No se gente, pero yo le voy a la segunda. Aunado a esto, encontramos las actividades de espionaje para con sus usuarios. No es raro, pues nuestros datos se venden como bases de datos para quienes pagan el servicio: Las marcas. Pero no ha bastado con eso, pues también se ah encontrado colaborando (sigue dando nuestros datos y nuestra actividad en su red social) con agencias de vigilancia como la NSA.

Hace algunos meses Mark se la pasaba haciendo visitas a varios países para hacer publicidad de su proyecto: Internet.org, en la rueda de prensa de cada una de sus presentaciones no hizo nada más que hablar de su proyecto “buena onda”. Eso nos deja claro que lo que le interesaba y ahora le interesa es promover sus intereses apoyadas con las negociaciones sobre quien-sabe-que con los mandatarios de cada país que visitó y ahora, todos esos países o por lo menos los presidentes quedaron con el ojo cuadrado y fascinados con la iniciativa. ¡Claro! porque les conviene. Como sea, con esto presentándose nos deja entrever que la neutralidad de la red está en juego, nuestra privacidad y la de nuestros contactos, nuestros intereses, toda nuestra extensión online de nuestras vidas.

Ahora les recomiendo echarle un ojo a Kingsman y tomarse un buen  Dry Martini, de esos que sí llevan ginebra , los Vodka Martini “shaken, not stirred ” al estilo Bond no cuentan. 

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s