Nuevas pedagogías | Pantallas y la cultura “pop”

El siguiente post surge por las experiencias que he tenido como educadora/facilitadora impartiendo principalmente talleres de alfabetización digital y desarrollando un curso de verano de arte multimedia para niñas y niños de educación primaria. Bueno, en realidad es una pequeña reflexión.

La   escuela   es   un   espacio   clave   para   la  transmisión   de   saberes,   de   tradiciones,   para   el   reforzamiento   de   la cultura   que   mamamos   y   para   conocer  otros   espacios,   saberes,   para   adentrarnos   a   otras   formas   de   conocimiento   y   pensamiento.   Pero   también  es   un   espacio   de   conocer   y   reconocer   a   otros,   de   intercambiar   ideas,   gustos,   de   trabajo   en   equipo,   pero  también de competencias, de individualismo, de diferencias.  Las   Nuevas   Tecnologías   de   la información   y   Comunicación   (NTIC),   como   prefiero   llamarlas,   han   invadido   tanto   nuestros   espacios,   nuestros   cuerpos,   nuestras   formas   de   relacionarnos   con   nosotros  mismos,   con   el   otro,   con   el   tiempo,   nuestras   formas   de   pensar,   nuestra   manera   de   comunicar   el   saber,  nuestra   forma   de   adquirirlo   y   el   tiempo   de   hacerlo.   Entonces,   ¿qué   pasa   cuando   un   sistema   educativo  continúa   haciendo   su   labor   como   hace   diez   o   veinte   años   atrás?  Simplemente   no   funciona,   se   desploma,  aleja   a   los   niños,   les   aburre,   no   les   interesa.   Las   metodologías   pedagógicas   son   tan   obsoletas   como   un  Windows   95.   Se   repiten   los   mismos   métodos   de   enseñanza   que   se   basan   en   que   el   docente   es   el   centro  de   todo   conocimiento,   el   que   sabe   todo   y   lo   verdadero,   el   que   no   puede   ser   cuestionado,   el   que   debe  de   ser   obedecido.   Las   niñas   y   los   niños   por   su   parte,   son   aquellos   recipientes   vacíos   ,   aquellos  montones   de   arcilla   a   moldear.   La   experiencia   del   niño   o   de   la   niña   no   es   funcional   cuando   ya   ha   tenido  un   acercamiento   a   la   biblioteca   gigante   de   Internet   y   a   la   interactividad   que   la   conexión   y   la   inmediatez  permite.   Pero   no   sólo   lo   logró   Internet,   sino   que   el   resto   de   las   NTIC,   también   lo   logran.   Ya   sean  videojuegos, ordenadores, teléfonos.  

Por su parte, el señor Paulo Freire desarrolla todo un movimiento pedagógico donde ve a los alumnos como sujetos pensantes y críticos. Bajo estas condiciones, la educación no sólo es unilateral, sino que se convierte en un proceso de enseñanza-aprendizaje bilateral, donde ambas partes ayudan a la construcción crítica del conocimiento y no se trata de una absorción y repetición de conceptos vacíos, a los que además no se les encuentra un uso práctico en la vida cotidiana. Pues se trata de mostrar al sujeto con interacción continua con su ambiente, por ende, las metodologías pedagógicas se han visto obsoletas gracias a la llegada de la interactividad y el contenido (de la cultura pop) que nos permiten las pantallas.

Estamos en tiempos, dónde la creación de contenido digital es tan abrazador. El número de internautas en el país es mayor en edades de 14-18 años aproximadamente. Los días pasados uno de los integrantes de Que Parió.com comentó: si controlas  a las niñas de secundaria controlas todo Internet. Pues resulta que México es un buen país de consumo de contenido digital. La   escuela   nos   ha   llenado   de   vicios   como   de   cosas   buenas.   La   tecnología,   nos   ha   llenado   de   cosas  inimaginables   hace   algunos   años   y   que   sólo   podíamos   ver   en   filmes   como   Star   Trek,   Terminator,  Yo,Robot   o   Matrix,   por   mencionar   algunas.   Cuando   estamos   en   la   escuela   nos   enseñan   a   aprender   muchas   cosas   teóricas,   pero   que   no   usamos   en  la   práctica   y   que   con   la   inclusión   de   las   tecnologías   a   nuestras   vidas,   esa   forma   de   enseñanza   se   esta  convirtiendo   en   obsoleta. O bien, no se logra captar la atención de los alumnos. Existen dos formas de hacer esto 1) compite con las pantallas o, 2) incluye el contenido de las pantallas y de la cultura pop en los métodos de enseñanza-aprendizaje. En lo personal, me quedo con la segunda opción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s