Internet de las cosas

No basta con tener ya una Internet y con que apenas nos estemos acostumbrando a tenerla y quererla en todos lados.

Weareables, ¿Google Glass?, refrigeradores con internet, smart-thing. Imaginen un mundo interconectado, más cosas conectadas al gran rizoma que personas. En otras palabras, el Internet de las cosas es la interconexión de objetos. En una época de sobreproducción, de obsolescencias de los consumibles. No es raro, que ahora el negocio y el futuro de Internet se encuentre más en las cosas que en las personas. Claro, que esto llevará a una conexión o hiperconexión de los sujetos.

¿ y esto para qué? Imagina que tienes un refrigerador lleno de cosas, algunas de ellas ya ni las usas. En ese momento el refrigerador te diría cuales ya están caducas o por caducar y por si eso fuera poco, te dice qué te hace falta o está por terminarse. Ahora imaginen que enciendes el microondas y ya no tienes que colocar los minutos o volver a meter tu alimento “porque no está caliente”.  La idea de hacer todo este tipo de aparatos inteligentes no es para nada nueva, pues desde 1999, dentro del MIT, se estaban desarrollando herramientas para que a partir de sensores y radiofrecuencias se lograrán hacer identificaciones de cosas hacia otras cosas.

Dentro del Mobile World Congress, se afirmó que dentro de cinco años ya habrá un billón de objetos interconectados a Internet. Los desarrolladores de diversas empresas tecnológicas ya se encuentran trabajando para el desarrollo de la plataforma que logrará, en dos años, comenzar a hacer posible “Internet de las Cosas o IoT”. Sea como sea, y de la forma en la que se desarrolle, queda claro que el tipo de interacciones y de relaciones con los objetos y las personas seguirá en un cambio constante.

One comment

  1. Yo estoy trabajando en relato sobre ropa interior con internet: La utilizas para encender a distancia tus electrodomésticos. Haciendo vibraciones con el trasero: enciendes el horno, activas la lavadora, programas la licuadora y la cafetera.
    Lástima que en tu casa no hay nadie que utiliza esos artículos mientras tu no estás.
    Nadie llena el horno, nadie separa la ropa blanca y la de color, no hay quien ponga alimentos en la licuadora o cambie el filtro de la cafetera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s