Nuevas comunidades | Piratas

Un vasto movimiento de protesta y transformación social se extiende en la actualidad en gran parte del planeta. Tiene potencialidades constituyentes desmesuradas, pero aún no es completamente consciente de ello. Aunque su origen es antiguo, se ha manifestado sólo en fechas recientes, apareciendo la mayoría de las veces bajo los reflectores mediáticos, aunque en realidad su trabajo cotidiano se desarrolla muy lejos de ellos. Está compuesto por multitudes y por individualidades, por las retículas capilares del territorio. Va montado sobre las últimas innovaciones tecnológicas. Le quedan cortas las definiciones acuñadas por sus adversarios. Pronto será imparable y la represión nada podrá contra él. Es lo que el poder económico llama “piratería”. Es el movimiento real que suprime el estado actual de las cosas. Wu Ming

Cuando buscamos la palabra “pirata” en Google1, dentro de las primeras páginas indexadas de los 44,100,000 resultados que nos muestra en total el buscador, encontramos “pirata” con la definición de la Wikipedia y en seguida la página de The Pirate Bay2. Y en el imaginario del pirata se nos viene en mente al pirata en barcos enormes, pericos en el hombro, patas de palo y la Jolly Roger3. Robando por placer, supervivencia y lucro. Disney nos ha mostrado a los piratas como seres despreciables o antagónicos con gestos cómicos (Peter Pan). Aclaro que hago referencia a Disney, puesto que años después de su adaptación del cuento de James Matthew Barrie, Disney lanza una franquicia sobre piratas; llamada Piratas del Caribe. Dentro de ésta historia los piratas parecen no ser tan malos, aunque siguen siendo un poco torpes. Pero lo que en realidad se ilustra en la franquicia (personajes principales) son grupos de corsarios; es decir, piratas bajo órdenes de un gobierno. El pirata igual que el hacker se ha visto satanizado.

Como sea, la piratería se ha ilustrado como un acto de lucro a favor de los poderosos. ¿Pero qué pasa con los piratas digitales? La imagen de que los mass-media le han otorgado tanto a los hacker como a los piratas no es para nada positiva, pues se les ve como ladrones. El acto de la piratería digital o de medios audiovisuales es un acto que parece natural “Camino por las calles principales de mi ciudad y me topo a cada paso con expresiones de la “piratería”, ese término tan elástico e impreciso. Las más evidentes son los enormes impuestos de Propiedad intelectual, nuevas tecnologías y libre acceso a la cultura películas piratas y series de televisión que a un costo de 20 pesos, menos de un euro y medio, puedo llevar a casa. Incluso descubro que los cuatro primeros capítulos de la tercera temporada de televisión del huraño médico House ya se vendían en México antes incluso de haber sido estrenadas en cable” (Nivón: 2008, 43-44).

Para Richard Stallman4 hablar de piratas cuando se hace referencia al enlace hipertextual es estar a favor del discurso de las industrias del entretenimiento, es por eso que cuando a él se le hacen preguntas referentes a la piratería prefiere decir que le gustan las películas de Piratas del Caribe. Mientras que la forma despectiva de pirata, es para él, una forma de castigo, censura y exclusión de la libertad de expresión y del compartir.

Para otros programadores, ser piratas digitales es un reivindicar su trabajo como compartidores y como defensores de la libertad, puesto que los piratas eran libres, ellos pregonan tal cosa; siempre y cuando no se dañe a otro. Eso es algo a destacar. Pues aunque se consideran piratas digitales, su consumo por el cine mainstream, la música y los libros lo realizan de la forma “legal”. Su piratería recae en el saqueo por la búsqueda de la libertad de Internet.

La embarcación de los piratas culturales

Ahora bien, dentro del mundo de los piratas digitales, encontramos su mayoría como hackers, pocos son los piratas digitales que se encuentran fuera de esa área. Algunos de esos piratas y hackers se encuentran dentro de las grandes empresas más importantes de Tecnologías de Información (TI). Pero afuera de las TI existen otro tipo de piratas. Piratas que autodenominan así, piratas culturales que acabo de encontrar en la red. Existe un pirata cultural en la red que comparte filmografía cutre o por lo menos que no es la filmografía de la TV abierta y escasamente de un servicio de cable. Hablamos de un pirata cultural que nos comparte filmografía desde los años 20’s, de la serie B, la serie Z, los filmes de John Waters, David Lynch, David Cronenberg. Junto a él se encuentra su tripulación con los mismos intereses, pero cuidadosos, pues su compartición no sale del grupo o de los más cercanos a ellos. Pues saben de los peligros que existen al navegar en la red con material del cual ya nadie lucra y raramente recuerda o sabe que existe. Por lo que se comparten y enlazan material uno al otro que es muy difícil conseguir en las tiendas de forma legal. Mucha de esa filmografía conseguida de manera legal en las tiendas online, trae un problema, pues el idioma original es muchas veces un obstáculo.

Dentro de los múltiples ejercicios de compartición, hace un tiempo con la compartición de éstas joyas cinematográficas, en un principio realizaba streaming en vivo, pero muchos de los servidores o del software privativo no le permitían hacer mucho, por lo que su proyecto no duró más de una semanas. Por lo que decidió crear un grupo secreto donde cada uno de los tripulantes pudiera enlazar filmografía, documentales, cortos y demás rarezas. El catálogo de la embarcación tiene desde gore, Anime, Sci-Fi, entre otras cosas. Charlando con el capitán del barco en una ocasión me comentó que lo que puede llegar a echar a la borda el proyecto son los servidores, pues algunos tienen restricciones de capacidad, por lo que tiene que navegar en un sin fin de alojamientos de contenido.

El capitán Asimov ha creado un blog donde enlaza las películas que él mismo ha subido y ha subtitulado. Pero por cuestiones de seguridad ha colocado una contraseña

Como la banda es muy envidiosa. Hablo de algunos envidiosos, no esta finísima comunidad. Me veo en la necesidad de poner contraseña. La contraseña es …..” Palabras de Azimov.

Pues para él los envidiosos son los argentinos y españoles. Aún no sé cuál sea el motivo. Pero cuando se percató que había españoles y argentinos que visitan el blog decidió hacerlo cerrado, al igual que su tripulación. Por cosas de los servicios de terceros, nuestro capitán comenta:

De seguir el copyright jodiéndome la vida por películas que ya nadie lucra con ellas. Y el servidor jodiéndome con publicidad. Resultará más fácil piratear porno y películas disney channel en ….”

Y al parecer las restricciones sobre filmografía que ya nadie recuerda continúa en cierta medida puesto que el capitán ha comentado lo siguiente al colocar un nuevo enlace de una película con Divine (Transcripción original):

Asimov: “Antes de que ……. se convierta en sitio porno. Vamos a ver a Divine al 2×1. Una de John Waters, y la otra de Paul Bartel.”

Tripulante 1: sólo espero encontrar en el canal porno del bueno.

Asimov: Ya verás que sí. Será otro compromiso cumplido.

Tripulante 2: jajajaja xD, y porque esa decisión ?

Asimov: jeje, es broma. Cuando nsitio pierde su dominio y se convierte en lgo extraño.

Tripulante 2: ya me había emocionado :C

Las restricciones constantes han llevado a nuestro capitán a seguir buscando nuevas y mejores maneras de compartir, no sólo una película, sino, de compartir con la mejor calidad audiovisual posible. Otra de las cosas a notar del capitán Asimov es que tiene un toque especial para encontrar filmografía olvidada, pues él mismo hace el trabajo de búsqueda, traducción y reupload. Lo que considero una característica notable, pues ninguno de sus tripulantes lo hace. En lo personal me sorprende, pues por más que intento averiguar la manera en la que encuentra material en línea, aún no logro descifrarlo.

Es aquí, cuando conocemos tipos de autodenominados piratas y cuando conocemos sus experiencias. “La identidad se construye activamente, si bien en sus fundamentos, de una forma tan inconsciente que resulta imposible de deconstruir, pues el riesgo sería la desorientación total y la angustia que de ello se derivaría ” (Gonzalo,2002 en Martínez Ojeda,2006:2). Entonces, los defensores de la difusión de lo que la comunidad denomina cultura se han apropiado de la identidad pirata.

Los de las TI casi con menos presión de censura, mientras que los pequeños grupos de piratas culturales, día a día son víctima de censura, publicidad o bloqueos por compartir filmografía de la cual ya nadie lucra con ella. Entonces, ¿los censuradores en qué se basan para efectuar la censura? Pues bien, existen varios factores, uno de ellos es que Internet podría convertirse en una de las 6 potencias económicas mundiales en los próximos años, según un informe de The Boston Conculting Group. Por lo que el conflicto será largo entre lo bueno, lo malo y lo feo. Entre las utopías como una Internet completamente libre y descentralizada, los mitos, de un libre compartir sin restricciones y de las realidades de las restricciones y de una Web World War. La última como un enfoque de futurología no descabellada.

1Tomando en cuenta que los resultados de la búsquedas son personalizadas por Google, dependiendo del SO, navegador y búsquedas anteriores del usuario. Ver (What Google and Facebook are Hiding -TED)
2 Motor de búsqueda de .torrents.

3Nombre de la bandera pirata

4 Fundador e iniciador del movimiento del Software Libre, fundador del proyecto GNU y de la Free Software Foundation

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s