Nuevas comunidades | La Comunidad y la Cultura Libre

La unidad política de la comunidad encuentra su inscripción espacial inmediata en la unidad de hábitat: la gente que pertenece a la misma comunidad vive junta en el mismo sitio” (Clastres, 2009: 199). A diferencia de una comunidad, los espacios de las comunidades de Software/Cultura Libre son diversos, pueden estar tanto online, como offline, así como en varios sitios o comunidades offline. pero todas ellas apoyando o basándose en los mismo ideales: Copyleft, Procomún y cultura hacker. Siendo el espacio físico algo que se queda en segundo plano. Pues con la llegada, la masificación y la evolución que ha tenido Internet, todos los viejos paradigmas han cambiado. De tal manera que ahora aquellos seres que sólo consumían ahora producen contenido en Internet para otros usuarios, los cuales a su vez son los que comparten y vuelven a crear más contenidos en Internet. Como menciona Helfrich

Las comunidades del siglo XXI, como las que forman el movimiento del Software Libre, pueden organizarse desde larga distancia, pueden construirse en redes virtuales pueden, en sus nuevas dimensiones, transformar en reflejo real y multicolor el concepto de la comunidad humana. Es también por ello que el discurso sobre los bienes comunes no solamente es un discurso defensivo, sino que nos habla del avance de los ámbitos comunes en muchos espacios innovadores. El clamor por los la bienes y entornos comunes es un clamor por un nuevo espíritu de comunidad, por anteponer al mercado, el interés económico del bien común –que nos alimenta a todas y todos como individuos. (2008;24)

Ya conocemos de una forma amable lo que implica que a algo se le denomine Software Libre, pero ¿qué es Cultura Libre? Como es bien sabido la definición de cultura es diversa. Esa diversidad en definiciones a veces puede causar un problema en cuanto escuchamos el término CL. Así que de acuerdo a la propuesta de Gilberto Giménez, la de sectorizar la cultura.

(…) todos y cada uno de los sectores culturales pueden dividirse, a su vez, en cinco procesos que frecuentemente se articulan entre sí de manera muy estrecha:

  1. la creación de obras culturales (artesanales, artísticas, científicas, literarias, etc.);

  1. la crítica, que desempeña, de hecho, un papel de legitimación;

  2. la conservación de las obras bajo múltiples formas (bibliotecas, archivos, museos, etc.);

  3. la educación, la difusión de las obras culturales y las prácticas de animación;

  4. el consumo socio-cultural o los modos de vida. (2007:41)

La Cultura Libre se ubica en los puntos 1,4 y 5. Pues dentro del discurso de la comunidad, lo que se propone y hace desde el movimiento de CL es promover el uso de licenciamiento libre para que las creaciones culturales puedan ser difundidas sin limitantes, haciendo, a su vez, que el consumo de las mismas y la misma creación sea de una forma que beneficie más al creador de la obra que a los intermediarios.

Así como la multiplicidad de integrantes y de intereses personales de la comunidad de software y cultura libre; por lo tanto, la participación de los integrantes también es cambiante, dependiendo de tiempos personales hasta conocimientos y experimentación. En la comunidad de la cultura libre encontramos casi de todo. Desde los desarrolladores de distros GNU/Linux como Debian, los desarrolladores de software que no son precisamente libres u opensource, encontramos a la Mozilla, Wikipedia, bloggers, profesores, diseñadores, artistas, IT lawyers, comunidades de distros1. . Toda esta combinación de saberes y de perfiles que se encuentran dentro de la comunidad, hacen de ella una comunidad fuerte. “La activación de modos de cooperación flexibles, transversales y no mercantiles y la distribución coordinada de los centros de decisión están creando formas comunitarias, emancipadoras, socializadoras y horizontales. En efecto, el movimiento social que se mueve en el ciberespacio carece de programa político, pero la autonomía, la apertura a la diferencia, el espacio sin fronteras (la universalidad) y la libre circulación del saber –la oposición radical al copyright y a la propiedad intelectual– son sus valores constituyentes.” (Vidal:2004). Estos modos de colaboración online/offline nos dan una pauta para la inteligencia colectiva.

1 Distro o distribución GNU/Linux

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s