Copy-paste social | Originalidad

La originalidad

El bricoleur es capaz de ejecutar un gran número de tareas diversificadas; pero a diferencia del ingeniero, no subordina ninguna de ellas a la obtención de materias primas e instrumentos concebidos y obtenidos a la medida de su proyecto: su universo instrumental está cerrado y la regla de su juego es siempre la de arreglárselas con “lo que uno tenga (Levi-Strauss,2009: 36).

Unas de las premisas en las que se basan estas leyes de restricción de Internet protección de derechos de autor es que todas las obras deben de protegerse porque son únicas, originales e irrepetibles. Nada más falso que eso. Pues como ya he mencionado, el copismo puro lo encontramos a diario en la cotidianidad, desde las ideas mismas que fomentan la creación de otras. Los mismos edificios son creaciones de copistas, la ropa, la moda, la tecnología, los ordenadores son copismo puro de las ideas de Alan Turing, Ada Lovelace, entre otros. Es complicado afirmar la existencia pura de la originalidad, pues es un remix, una mezcla y un sampleo de cosas que llevan a la creación de otras. Es pues, una especie de pliegue o de Barroco para Leibinz “El Barroco no remite a una esencia, sino más bien a una función operatoria, a un rasgo. No cesa de hacer pliegues. No inventa la cosa; ya había todos los pliegues procedentes de Oriente, los pliegues griegos, romanos, románicos, góticos clásicos…” (Deleuze: 1988,11). Por lo tanto la confusión que causan leyes como ACTA o como le Ley Manzanero es grande. Pues si se habla de originalidad de qué se habla. Según la protección de derecho de autor una obra requiere un cierto umbral de originalidad para que la obra pueda ser protegida. ¿De qué se trata el umbral o a que se refiere? La originalidad de la obra se refiere a viene del originador o de la fuente, más no que es una obra que jamás se haya visto con anterioridad. Por ejemplo, todas las canciones de Maná o de Manu Chao suenan igual, desde mi punto de vista, entonces desde ahí no son originales, son copias, remixes y sampleos de sus propias obras. Pero se reconoce la originalidad porque son los mismos grupos musicales las que las producen.

En el mundo del diseño, el cine, la pintura, la fotografía. Por ejemplo desde la fotografía artística, existen planos y pasos a llevar para que la fotografía pueda ser considerada como una imagen de calidad. Así que lo que hacen los fotógrafos es remezclar esos planos con sus intereses, con sus objetivos hacía con la imagen y el espectador. En el cine pasa lo mismo, existen planos, movimientos de cámara específicos. Pero cada director y fotógrafo tiende a usarlos a su manera, dependiendo de lo que quieran decir, pues viene desde las perspectivas de los creadores, o bien de los creadores de las obras.

Por ejemplo tenemos el cortometraje “El Hombre sin la cámara” dirigido por Carlos Estaño. El nombre está basado en El hombre de la cámara de Dziga Vertov, pero no es una película filmada, es una película sin cinta, es un remix de fotogramas ya existentes y no por eso deja de ser original

procura una reflexión en torno a las concepciones fílmicas del cineasta ruso y desemboca en la tesis de que se puede crear ‘cine’ sin utilizar una cámara. De hecho, el propio documental está realizado de esta manera…. Estamos en un momento cultural (digital) en el que los derechos de autor parecen entrar en colisión con el derecho de acceso a la cultura. Esta obra documental supone una acción audiovisual que fomenta este debate y es una muestra más de que las posibilidades creativas no son patrimonio exclusivo de la producción marcada con el símbolo ©.Carlos Estaño

“El hombre sin la cámara” from Carlos Escaño on Vimeo.

Pues queda claro que la obra tiene un creador y tiene un origen. Vemos imágenes de películas del dominio público, pero a pesar de eso no le quita su grado de originalidad que pudiera negarle un copyright. Lo único que sería diferente y tal vez original, en el sentido de que casi nadie lo ha realizado, es que se encuentra bajo un licenciamiento Creative Commons. Pariente cercano al Copyleft del movimiento del Software Libre.

Dentro de la industria cinematográfica, los plagios son evidentes. Pero no sólo en el cine, sino que también en la TV. En la temporada 8 de Los Simpson, durante el capítulo 17 se muestra una mofa de Matt Groening hacia los creadores de Family Guy y American Dad, y los tacha de plagio. Pero no es el único caso. Uno de los màs sonados es el caso Disney con el Rey León, que por cierto, también sale una referencia en uno de los capítulos de Los Simpson (6×22)2. La gran empresa cinematográfica y de entretenimiento, no es plagiada, es ella la que plagia. Aunque suene un poco difícil de creer. Mientras que para Disney es El Rey León, para los nipones es Kimba, el León Blanco. El cual es un manga creado en la década de los 50 por Osamu Tezuka. El 1960 fue adaptado a una serie de Anime por su mismo creador. Pero es el 1994 cuando surge la disputa en cuanto al plagio de Disney. Todos los fanáticos tanto de la animación nipona como de las producciones estadounidenses, pidieron a Disney que aceptara el uso de los personajes de Tezuka para su producción, pero estos se negaron.

Uno de los datos curiosos sobre este pleito es el siguiente:

…que debo decir que Disney se empleó con tácticas dignas de los Yakuza cuando los familiares de Tezuka amenazaron con demandar a Disney en los tribunales, la productora decidió retirar su cuantiosa donación al museo Tezuka, en señal de presión. En vista de que necesitaban el dinero para mantener el Museo Tezuka en pie, los familiares decidieron retirar la denuncia… y olvidar que ha habido plagio.”3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s